A las 12:06 horas del miércoles 13 de marzo de 2013, hora de México, salió humo blanco de la chimenea instalada en la Capilla Sixtina; el repique de campanas en la Plaza de San Pedro confirmó el signo de la nube: habemus papam.

TE PUEDE INTERESAR: Llama el Papa a proteger la vida contra la pena de muerte

El cardenal Jorge Mario Bergoglio se convirtió desde ese momento en el Papa número 266, el primer americano, el primer jesuita en la historia del papado. Fue nominado en el tercer escrutinio del segundo día del cónclave.

—¿Aceptas tu elección canónica para Sumo Pontífice? —le preguntó Giovanni Battista Re, cardenal sustituto en sus funciones al Decano del Colegio Cardenalicio durante el Cónclave.

Una vez recibido el consentimiento, le preguntó:

¿Con qué nombre quieres ser llamado?

—¡Francisco! —respondió.

El nuevo Papa explicaría a los periodistas tres días después: “Francisco es el hombre de la paz. Y así el nombre ha entrado en mi corazón: Francisco de Asís… es el hombre de la pobreza, el hombre de la paz, el hombre que ama y custodia la creación…”

(Véase https://www.excelsior.com.mx/nacional/2013/04/04/892319)

Seis días después, el 19 de marzo, el día de San José decidió dar inicio a su pontificado.

Numeralia

  • Han pasado seis años ya y muchas cosas han ocurrido.
  • La web Vatican News realizó la siguiente numeralia de su pontificado:
  • De entrada el Papa tiene una cuenta en Twitter en 9 idiomas (@pontifex), con 48 millones de seguidores y en Instagram (Franciscus) tiene casi 6 millones de seguidores:
  • Ha pronunciado más de mil homilías, de las cuales unas 670 han sido en las Misas de Santa Marta.
  • Ha dado más de mil 200 discursos, 264 catequesis en la audiencia general el miércoles y también 342 pequeñas catequesis sobre el Evangelio del domingo y los días festivos con ocasión del Ángelus y Regina Coeli.
  • Ha generado dos Encíclicas (Lumen fidei, completando lo que comenzó Benedicto XVI, y Laudato si).
  • Ha publicado tres Exhortaciones Apostólicas: Evangelii gaudium, texto programático del pontificado y fundamental para comprenderlo en su amplitud, y luego Amoris laetitia y Gaudete et exsultate.

  • Ha emitido 36 constituciones apostólicas entre ellas Episcopalis communio, Veritatis gaudium y Vultum dei quaerere y 27 Motu proprio (decretos papales).
  • Ha publicado una Bula para la proclamación del Jubileo de la Misericordia Misericordiae Vultus.
  • Asimismo, ha presidido tres Sínodos, dos sobre la familia y uno sobre los jóvenes.
  • Aunque dice que prefiere quedarse en casa ha realizado 27 viajes internacionales con 41 países visitados (de todos los continentes excepto Oceanía) y 24 viajes a Italia. De hecho, 2019 será el año con más viajes de su pontificado:
  • Entre las numerosas canonizaciones que le han tocado están los tres Papas Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II; luego a la Madre Teresa de Calcuta, ‎Óscar Arnulfo Romero, los dos hijos pastores de Fátima Jacinta y Francisco Marto, a los padres de Santa Teresa del Niño Jesús, a las dos místicas Ángela da Foligno e Isabel de la Trinidad.

La crisis

Pero uno de los dolores de cabeza del Papa han sido los escándalos por abusos sexuales de menores por parte de sacerdotes. Se trata de una gran crisis que atraviesa la Iglesia católica. Por eso, desde el jueves 21 hasta el domingo 24 febrero se celebró en el Vaticano una cumbre mundial para abordar el tema de la protección de los menores; el encuentro fue convocado por el líder religioso pese a las resistencias y distintas visiones que existían entre los prelados de todo el mundo.

El Papa argentino le apostó a entrarle a un tema candente, consciente de que se juega la credibilidad y supervivencia de su papado. Nadie antes hizo algo igual, y por eso la cumbre es considerada histórica.

Participaron en el encuentro los presidentes o representantes de las conferencias episcopales de 130 países del mundo; los dirigentes de las Iglesias Católicas Orientales; los ordinarios no integrados en una conferencia episcopal; las y los superiores generales de instituciones religiosas; los prefectos de dicasterios vaticanos, además de los miembros del Consejo de cardenales y los integrantes del comité organizador; en total fueron 190 los participantes.

Moderó el encuentro el sacerdote jesuita y otrora vocero papal, Federico Lombardi, y presidió en todo momento el Papa Francisco. Dicho encuentro fue dividido en tres ejes temáticos: uno, la responsabilidad; dos, la rendición de cuentas y, tres, la transparencia.

La cumbre de cuatro días incluyó dos discursos del Papa, charlas sobre las mejores prácticas y discusiones en grupos pequeños entre los obispos.

Pero días después, el día que cumplió seis años de pontificado, el cardenal australiano George Pell fue condenado a seis años de cárcel. Pudo haber sido un día después o darle cinco o siete años, pero el tribunal australiano quiso que coincidieran las fechas. El asunto no ha sido cerrado.

Días antes el cardenal francés Philippe Barbarin, arzobispo de Lyon, también fue condenado a 6 meses de prisión en suspenso por encubrir a un sacerdote culpable de pederastia y aunque presentó su renuncia al Papa, ésta no le fue aceptada.

El Papa jesuita rechazó la dimisión de Barbarin invocando la presunción de inocencia para el cardenal francés.

Alessandro Gisotti, vocero papal, dijo que Francisco dejó al purpurado la libertad para tomar la decisión que creyese más oportuna invocando su presunción de inocencia y pensando en el bien del arzobispado.

En ese sentido, el cardenal anunció este martes que se retirará temporalmente de su puesto como máximo responsable del arzobispado de Lyon.

El Papa se encamina hacia el séptimo años de su pontificado, tienen muchos retos, debe reordenar la casa, y en un futuro no muy lejano nombrar a nuevos cardenales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here