Cuatro días después de los atentados terroristas en 4 hoteles y 3 templos cristianos, las autoridades de Sri Lanka redujeron en más de un centenar el balance de víctimas, y anunciaron que el saldo es de 253 muertos y no de 359, como se había informado, debido a que algunos cuerpos mutilados habían sido contados varias veces.

TE PODRÍA INTERESAR: Presenta la CEM ante diputados su proyecto Integral para la Construcción de Paz

El Ministerio de Salud informó que al concluir las autopsias, como “varias de las víctimas estaban muy mutiladas” se produjo en algunos casos por error “un doble recuento”.

El viceministro de Defensa de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene, anotó que las morgues habían dado cifras erróneas; otro funcionario del Ministerio de Salud dijo a la agencia de noticias Reuters que había muchas “partes humanas”, por lo que era “difícil entregar una cifra precisa”.

Hemasiri Fernando, secretario del Ministerio de Defensa y jefe del Estado Mayor, admitió su “responsabilidad” y presentó su renuncia al cargo…

Más víctimas

Al menos 3 personas, entre ellas un civil, murieron este viernes 26 de abril y otras tres resultaron heridas en una serie de explosiones y un tiroteo entre las fuerzas de seguridad y un grupo de personas armadas al este de Sri Lanka durante una operación policial.

La policía lanzó una redada tras recibir un aviso de la existencia de una casa de seguridad, según afirmó en un comunicado la oficina de comunicación del Ejército.

Dio a conocer que recuperaron dos cadáveres de supuestos terroristas que habrían fallecido en explosiones suicidas, y añadieron que por el momento se han limitado a acordonar la zona hasta que las tropas hayan asegurado el perímetro.

Las autoridades no especificaron la identidad de los tres heridos.

El incidente tuvo lugar el mismo día en que el presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, afirmó que han detectado la presencia en la isla de al menos 130 personas sospechosas de tener vínculos con ISIS.

EU eleva alerta terrorista

Después de las nuevas explosiones, el Departamento de Estado estadunidense elevó a tres, de un máximo de 4, su nivel de alerta de viaje para ese país asiático debido a la amenaza terrorista e instó a sus ciudadanos a “reconsiderar” planes de viaje.

En la alerta se ordenó la evacuación de todos los familiares en edad escolar de funcionarios estadunidenses en Sri Lanka.

Washington advirtió que grupos terroristas siguen tramando posibles ataques en lugares turísticos, centros de transporte, mercados, centros comerciales, hoteles o clubes.

También en instalaciones gubernamentales, lugares de culto, grandes eventos deportivos y culturales, parques, hospitales, aeropuertos e instituciones educativas.
EU avisó que tiene una “capacidad limitada para prestar servicios” a sus ciudadanos debido al contexto de seguridad.

Hasta el momento, al menos 74 personas están detenidas, incluido un hombre que se cree que es el padre de dos terroristas.

Hasta el momento el gobierno señala como responsable de los ataques a un grupo local islamista conocido como National Thowheed Jamath (NTJ), aunque también agregó que había podido recibir ayuda del extranjero; el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) se atribuyó los hechos.

La Iglesia se siente traicionada

El arzobispo de Colombo, Malcolm Ranjith, dijo este viernes 26 de abril que se sintió “traicionado” al enterarse de que las autoridades disponían de informaciones que habrían podido evitar la tragedia. “Me siento un poco traicionado. Me he sentido triste”, declaró en rueda de prensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here