El Papa Francisco aceptó la renuncia del cardenal Angelo Sodano como decano del Colegio Cardenalicio, y le otorgó el título de decano emérito del mismo Colegio, según informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede este 21 de diciembre.

Al aceptar la renuncia del ex secretario de Estado por motivos de edad, se publicó un motu proprio, en el que se establece que el cargo venza cada cinco años con posibilidad de renovar su duración, y que al concluir su mandato el purpurado saliente reciba el título de “decano emérito”.

Previamente, el Pontífice se había reunido con los cardenales y superiores de la Curia Romana para el tradicional encuentro de felicitaciones navideñas.

Tras el habitual saludo del decano de los cardenales, el Pontífice agradeció al cardenal Angelo Sodano las palabras que le dirigió, y afirmó que “sobre todo deseo expresarle mi gratitud, también en nombre de los miembros del Colegio Cardenalicio, por el valioso y oportuno servicio que ha realizado como Decano, durante tantos años, con disponibilidad, dedicación, eficiencia y gran capacidad organizativa y de coordinación. Gracias de corazón, eminencia”.

En ese momento, el Papa improvisó un discurso y anunció que “ahora toca a los cardenales y obispos elegir un nuevo decano”. Y añadió: “Espero que elijan a alguno que se ocupe a tiempo completo de este cargo tan importante”.

De inmediato, la Oficina de Prensa de la Santa Sede publicó el anuncio oficial junto a una carta apostólica en forma de motu proprio sobre el cargo del decano del Colegio Cardenalicio.

Boletín de prensa de la Oficina de Prensa de la Santa Sede

“Me ha parecido oportuno que de ahora en adelante el cardenal decano, que seguirá siendo elegido entre los miembros de la Orden de los Obispos en la forma establecida por el can. 352 § 2 del Código de Derecho Canónico, permanezca en su cargo por un lustro, renovable eventualmente, y al final de su servicio pueda asumir el título de Decano emérito del Colegio Cardenalicio”, escribió el Papa.

“Dado en Roma, junto a San Pedro, el 21 de diciembre del Año del Señor 2019, séptimo de nuestro Pontificado”.

¿Qué significa ser el Cardenal Decano?

Preside el Colegio Cardenalicio o Sacro Colegio pero no tiene poderes de gobierno sobre los demás purpurados, siendo considerado un primus inter pares, es decir, un primero entre iguales.

El decano convoca el cónclave en caso de sede vacante y lo preside si tiene menos de 80 años y, por tanto, forma parte incluso de los electores.

Durante el cónclave recibe el juramento de secreto de las personas que intervienen y preside las reuniones para elegir al siguiente Papa; es quien pregunta al elegido si acepta el nombramiento y qué nombre tomará.

En el último cónclave —marzo de 2013—, donde se nombró a Jorge Mario Bergoglio como Papa Francisco, Sodano, entonces con más de 80 años, presidió las congregaciones generales de los cardenales, las reuniones previas, pero no pudo entrar en la Capilla Sixtina, así que le tocó al subdecano Giovanni Battista Re, presidir las votaciones.

El Colegio está compuesto por todos los cardenales, tanto mayores como menores de 80 años.; aunque los lectores son los menores de 80 años y, de acuerdo con la legislación eclesiástica, deben ser máximo 120 cardenales.

Dentro del Colegio hay tres órdenes de cardenales; el orden episcopal, el presbiteral y el diaconal. El decano pertenece al episcopal, que es técnicamente el nivel más alto. Se trata de una distribución protocolaria relacionada con la iglesia de Roma que simbólicamente se confía a cada cardenal.

¿Quién es Angelo Sodano?

En un tiempo fue papable, en los últimos años del papado de Juan Pablo II fue el hombre fuerte de la Iglesia, muchos obispos le deben el cargo.

Nació el 23 de noviembre de 1927 en Isola d’Asti, diócesis de Asti, en el norte de Italia.

Fue ordenado sacerdote el 23 de septiembre de 1950; realizó un doctorado en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma; hizo otro doctorado en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y estudió en la Pontificia Academia Eclesiástica.

Entre los diferentes cargos que desempeñó estuvo el de nuncio apostólico en Chile en 1977, en la época de Pinochet; bibliotecario y archivero de la Santa Iglesia Romana en 1978; secretario de la Sección para las Relaciones con los Estados en la Secretaría de Estado en 1989; y desde 1991 al año 2006 fue Secretario de Estado Vaticano.

Ese mismo año fue nombrado cardenal por Juan Pablo II.

El 30 de abril de 2005 comenzó a ser decano del Colegio y, como tal, obispo de la suburbicariana sede de Ostia, propia del decanato.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here