Foto:Conferencia Episcopal de Chile / www.chile.cl
Foto:Conferencia Episcopal de Chile / www.chile.cl

Caso del encubrimiento de delitos sexuales por parte del obispo Juan Barros.

Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago de Chile, dijo que “es una falta… muy grave que se haya engañado al Santo Padre” en el caso del obispo de Osorno, Juan Barros, acusado de encubrir casos de pederastia, y a la que el propio Francisco se refirió como “falta de información veraz y equilibrada”.

Tras la celebración de una asamblea extraordinaria en la que participó junto al clero chileno, Ezzati se pronunció sobre la carta enviada por el Papa el pasado 8 de abril sobre el caso. Vea en Contextos de La Palabra: El Papa reconoce “graves errores” y pide perdón por defender inocencia del obispo chileno Juan Barros.

En una rueda de prensa celebrada el 19 de abril, el obispo se Santiago de Chile manifestó a los medios que “como ustedes saben, el Santo Padre nos ha enviado una carta que tiene como contexto la visita que ha realizado Charles Scicluna, la que estaba circunscrita a que se pudieran escuchar las personas que querían aportar su visión en relación al nombramiento del señor Barros como obispo de Osorno”.

El arzobispo señaló que, en la misiva, “Francisco solicita la colaboración del discernimiento de las medidas que a largo o corto plazo deberán ser adoptadas con el objetivo de reparar el escándalo y restablecer la justicia… La carta nos pone frente a un escenario muy doloroso para la Iglesia y para las víctimas”.

Ezzati subrayó que “personalmente no sé quiénes, cuántos, cómo han informado al Santo Padre, solamente puedo decir lo que hemos informado personalmente y también como Conferencia Episcopal… y les puedo asegurar que no hemos engañado al Papa”.

El arzobispo de Santiago señaló que “lo que pensamos los obispos (es) que la información que el Vicario de Cristo ha recibido tiene que venir de muchas fuentes”, y que “el Papa no lo dice (pero) creo que es una falta, a mi manera de ver, muy grave, que se haya engañado al Santo Padre”.

Agregó que “quienes han cometido esta falta grave necesitan reconocerla, arrepentirse y reparar el mal hecho, si es que lo han cometido”.

Ezzati mencionó que “lo más grave, sea una víctima o varias, es que se prive de la inocencia a una persona. Tengo plena conciencia de que hemos acudido a Roma y hemos sido escuchados por el Santo Padre”.

Se reunirán en mayo

Después de recibir la carta, Santiago Silva, presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, confirmó la asistencia de la totalidad de los obispos de su país al encuentro convocado por el Papa para comunicar sus conclusiones acerca de la indagatoria sobre Juan Barros, reunión que tendrá lugar en Roma la tercera semana de mayo.

Francisco convocó a esta reunión tras conocer el informe de Charles Scicluna, arzobispo de Malta, y el sacerdote Jordi Bertomeu, fruto de sus reuniones con víctimas del padre Fernando Karadima, condenado por abusos sexuales y quien habría sido encubierto por Barros.

Francisco reconoció entonces haber incurrido “en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación especialmente por falta de información veraz y equilibrada”, además, pidió perdón a los ofendidos en una carta y dijo que lo hará personalmente con representantes de las personas entrevistadas.

Luego de la difusión de la carta papal, Santiago Silva señaló que el episcopado comparte el dolor del Santo Padre: “No hemos hecho todo lo suficiente”, afirmó. Asimismo, manifestó que “nuestro compromiso es que esto no se repita”.

Barros debe renunciar

En relación a las posibles renuncias a partir del encuentro con Francisco, el cardenal Ezzati sostuvo que eso “depende solo del Papa”.

Respecto a si Juan Barros debe renunciar, el arzobispo señaló que “a mi juicio, sin duda alguna, por el bien del pueblo de Dios. Yo no soy juez para decir si él encubrió o no, pero el bien del pueblo de Dios pide de parte de él la disponibilidad… si me lo pide a mí también debiera estar dispuesto a eso”.

Sobre la reunión con el Obispo de Roma, Ezzati dijo que “el Papa nos invita a buscar junto con él las medidas para reparar el mal cometido y para mirar al futuro con todos los medios necesarios para que, a través de la prevención, de todos los mecanismos, se puedan evitar estos daños”.

Antes del encuentro con los obispos de Chile, Francisco se reunirá con James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, víctimas del sacerdote chileno Fernando Karadima, quienes viajarán el 26 de abril para hablar con el Papa en El Vaticano y estarán por allá hasta el primero de mayo. Vea en Contextos de La Palabra: Francisco se reunirá con víctimas de Fernando Karadima.

Habrá severas sanciones, no hay duda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here