Donald Trump. Foto: Gage Skidmore. CC BY-SA 2.0. https://www.flickr.com/photos/gageskidmore/30020836983
Donald Trump. Foto: Gage Skidmore. CC BY-SA 2.0. https://www.flickr.com/photos/gageskidmore/30020836983

El presidente de EU, Donald Trump, designó este viernes 22 de mayo a todos los templos como proveedores de servicios “esenciales” y llamó a los gobernadores —sobre todo a demócratas— a permitir su apertura a partir de este fin de semana; de no hacerlo, aseguró, “pasará por encima de ellos”.

“Algunos gobernadores consideraron esenciales a negocios que venden alcohol y clínicas que proveen abortos, pero dejaron afuera los templos. Eso no está bien. Estoy corrigiendo esta injusticia y las estoy designando como esenciales. Llamo a los gobernadores a hacerlo ahora mismo. Si tienen alguna pregunta, me tendrán que llamar, pero no tendrán éxito”, indicó en un mensaje en la Casa Blanca.

¡Durísimo!

Y agregó que los templos: “son lugares que mantienen unida a nuestra sociedad y a nuestra población. La gente lo está demandando. Muchos millones de estadounidenses consideran su fe como parte central de sus vidas; sacerdotes, rabinos e imanes, así como líderes de otras congregaciones, se asegurarán de que todos estén seguros mientras se reúnen para rezar. Los conozco bien”, dijo.

Las iglesias, agregó, “son tan importantes en términos de la psique de nuestro país y son esenciales”.

“Es maravilloso sentarse en casa y mirar algo en una computadora portátil, pero nunca puede ser lo mismo que estar en una iglesia y estar con tus amigos”, añadió.

El presidente se retiró de la conferencia sin contestar preguntas; tampoco especificó si la Casa Blanca tiene un plan específico para garantizar el cumplimiento de la orden.

Su lugar fue ocupado por la secretaria de Prensa, Kayleigh McEnany. Consultada acerca de la autoridad que invocaría el presidente en caso de asegurar la reapertura de los templos, la funcionaria indicó que “alentaría enfáticamente a los gobernadores a que lo hagan”. “Es seguro reabrir los templos siempre y cuando sigan nuestros líneamientos”, agregó.

La reapertura de los templos ha sido un asunto difícil desde que se impuso la cuarentena.

Una iglesia en Mississippi fue penalizada por realizar servicios a los que se podía asistir en auto, el procurador general William Barr publicó un comunicado en el que aseguró que “aún en tiempos de emergencia, cuando se imponen restricciones razonables y temporarias sobre los derechos, la Primera Enmienda y las leyes estatutarias prohíben la discriminación en contra de instituciones religiosas y sus congregaciones”.

Abogados del departamento de Justicia también escribieron una carta al gobernador de California, Gavin Newsom, criticando el período de tiempo delineado para la reapertura de los templos en el estado.

Hace días se difundió un reporte sobre un brote de Covid-19, que tuvo lugar en marzo en una iglesia rural de Arkansas. De las 95 personas que asistieron entre el 6 y el 11 de marzo, indicó el documento, 35 se infectaron y al final 3 murieron; además otras 26 personas que habían estado en contacto con miembros de la congregación también dieron positivo, y una de ellas falleció.

The New York Times, publicó que otras iglesias que también reabrieron sus puertas de manera reciente debieron volver a cerrar luego de registrar brotes pandémicos; citó como ejemplos al Tabernáculo Baptista Catoosa, en el estado de Georgia, y a la Iglesia del Santo Fantasma Católico, en la ciudad texana de Houston.

Por lo pronto, la Diócesis de Brownsville, Texas,

Anunció que abrirá sus templos y reanudará la celebración pública de la Misa este lunes 25 de mayo. En un comunicado monseñor Daniel Flores, obispo de Brownsville, anunció que “las condiciones son ahora tales que las iglesias y capillas de misión católicas en el Valle del Río Grande pueden, el lunes 25 de mayo de 2020, reanudar la celebración pública de las Misas y otros ritos sacramentales”.

Sin embargo, precisó que “esto se realizará con abundante precaución y protocolos estrictos para cumplir las recomendaciones de las autoridades de salud”.

El obispo de Brownsville, que tiene al otro lado de la frontera a Matamoros, Tamaulipas pidió a la comunidad católica ser consciente que con las iglesias abiertas y el culto público restablecido “seguimos teniendo una grave obligación en caridad de hacer lo que sea que podamos para protegernos los unos a los otros y a toda la comunidad de la infección”.

Los protocolos incluyen la sana distancia —cerca de dos metros entre individuos— el uso obligatorio de tapabocas dentro del templo y además deben usar gel al entrar y salir del templo, entre otras.

De momento los templos funcionarán al 50% de su capacidad.

De acuerdo con datos de la universidad Johns Hopkins, al 22 de mayo se han confirmado 5 millones 205 mil 900 casos de coronavirus en todo el mundo, sumando 337 mil 572 muertes .

En EU se han confirmado un millón 600 mil 481 casos de Covid-19, con un total de 95 mil 921 decesos.

En Texas hay 31 mil 223 infectados y mil 470 personas han perdido la vida.

El 18 de mayo, el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, publicó una orden ejecutiva para la segunda fase de reapertura de actividades y negocios que incluye una serie de protocolos para instituciones, entre ellas templos religiosos.

En México se revisan “últimos detalles” para el regreso de los fieles a los templos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here