De izquierda a derecha: Alfonso Miranda, secretario general; arzobispo Rogelio Cabrera y obispo Guillermo Ortiz. Foto:María García © Contextos de La Palabra
De izquierda a derecha: Alfonso Miranda, secretario general; arzobispo Rogelio Cabrera y obispo Guillermo Ortiz. Foto:María García © Contextos de La Palabra

El arzobispo Rogelio Cabrera, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), aseguró que “ve con simpatía” y “me cae bien “el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador, al afirmar que los obispos “no tienen ningún prejuicio previo sobre los resultados de lo que será su trabajo en favor de México y no somos ni oposición, ni muro de contención, estamos para caminar juntos”.

TE PUEDE INTERESAR: Rogelio Cabrera López, nuevo presidente de la CEM

En su primera conferencia de prensa como presidente de la CEM, el arzobispo afirmó que los obispos “somos parte del pueblo y nos vemos caminando con nuestras autoridades”, lo único que solicitan es opinar sobre lo que sucede en el ambiente sociopolítico, pero siempre con mucho respeto a la autoridad.

La paz, dijo, se construye con escucha y en diálogo, por eso insistió en que “estamos interesados en expresar en corto nuestro punto de vista con el criterio de la doctrina social. El mandato es promover la amistad social, no queremos vernos contra nadie y entender los tropiezos que tiene el ejercicio del poder”

Añadió: “estamos para colaborar, pero siempre hay el riesgo de dar la impresión de una cosa distinta al opinar como siempre sobre los escenarios del país”

En su mensaje “al pueblo de Dios” al que dio lectura Cabrera López, el secretario general Alfonso Miranda y el obispo Guillermo Ortiz expusieron que el Episcopado, al igual que el pueblo, está a la expectativa de ver cumplidos los proyectos del bien común y justicia presentados en campaña y llamaron a la “unidad y a la serenidad” para superar las causas que originan la miseria y la violencia.

Sobre el debate en redes sociales entre los llamados “fifís” y “chairos”, el arzobispo Cabrera consideró que en la búsqueda de la concordia se deben dejar de usar esos calificativos, que tal vez fueron oportunos en las campañas electorales, pero ahora se tienen que dejar de lado.

Al ser cuestionado sobre la agenda de los legisladores de Morena que anunciaron legislar a favor del aborto y la eutanasia, el presidente de la CEM pidió a los legisladores “tener la prudencia de mirar hacia adelante, no sólo para resolver un problema inmediato. Las leyes se construyen con el diálogo y responsabilidad social. Una ley no se impone en estos temas que son tan sensibles, porque tocan cosas arraigadas en el corazón de la gente”.

Por eso consideró que debe “haber una consulta interna más clara, que ningún partido o legisladores puedan tomar decisiones de su propia ideología… pedimos diálogo, prudencia y precaución”, además de ser incluidos en esa consulta ciudadana.

En su mensaje, los obispos ofrecieron su apoyo a las manifestaciones civiles a favor de la cultura del respeto a la vida, desde su concepción hasta la muerte natural, y en defensa de la familia teniendo en alta estima el respeto y la fraternidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here