Interior del templo la Epifanía del Señor, en la localidad de Zoquite, Zacatecas, casa del Niño Dios más grande del mundo
Interior del templo la Epifanía del Señor, en la localidad de Zoquite, Zacatecas, casa del Niño Dios más grande del mundo

¿Qué puede medir 6.5 metros de altura, pesar 800 kilos y llamar la atención tanto de fieles como de medios de comunicación en esta temporada navideña? La imaginación apenas alcanza para encontrar una respuesta.

TE PUEDE INETERESAR: Las reliquias de San Pedro en Estambul

Bueno, pues el párroco Humberto Rodríguez, del templo la Epifanía del Señor, en la localidad de Zoquite, Zacatecas, quiso de veras que la conmemoración de un año más del nacimiento de Jesús no pasara desapercibido. Y entonces mandó crear un Niño Dios de semejantes medidas, que seguramente harán que la figura pase a formar parte de los Récords Guinnes.

Ya en México existía un Niño Dios enorme. En 2013, un grupo de artistas, ingenieros y artesanos dirigidos por Abraham Arturo Gómez, del movimiento “Raíces de la Fe”, se dio a la tarea de realizar una figura de 5 metros de alto y un peso de media tonelada.

Ese año, el Niño fue exhibido en varias parroquias de la Ciudad de México e incluso en la Catedral Metropolitana. De acuerdo con las personas involucradas, el proyecto era realizar todo el pesebre con imágenes de José, María y el Ángel de aproximadamente 15 metros de alto. Pero pasó el tiempo y el Niño Dios quedó bajo el resguardo de una iglesia en Nezahualcóyotl, Estado de México.

Al parecer el sacerdote Humberto Rodríguez no sabía de esa figura cuando mandó a hacer su Niño Dios Monumental. “El espacio (que hay en el templo es) de 8 metros del techo al piso. Yo encargué una imagen de 6.5 metros que no tuve yo nunca la finalidad de que fuera el Niño más grande del mundo. Simplemente se adaptaba al tamaño de la parroquia”, explicó el religioso.

El Niño Dios está hecho de fibra de vidrio, resina, pasta automotriz y está recubierto con laca; sus pestañas estás hechas con pelo de caballo. Su moldeado tardó 12 meses y se prevé que su vestidura mida unos nueve metros, la cual también será la más grande del mundo.

El sacerdote Rodríguez confió en que la imagen lleve “orgullo a los habitantes de la comunidad, además de ser un atractivo turístico para la región y potenciador del turismo religioso”.

Para consuelo de los mexiquenses que perdieron el primer lugar del Niño Dios más grande del mundo, hay que decir que la figura en Zacatecas fue realizada por artesanos de Chimalhuacán.

Y ahora sólo cabe preguntarse: ¿tendrán planeado en Zacatecas llevar a cabo todo el pesebre?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here