En la columna El Cenote Sagrado del 8 de mayo de 2020: La “mecha” corta de López-Gatell; Las cifras no cuadran; Se acerca el día de las madres; Las extorsiones no se “quedan en casa”
En la columna El Cenote Sagrado del 8 de mayo de 2020: La “mecha” corta de López-Gatell; Las cifras no cuadran; Se acerca el día de las madres; Las extorsiones no se “quedan en casa”

La “mecha” corta de López-Gatell

Dicen que una de las características de los  políticos debe ser la templanza. Una virtud poco común y menos en estos tiempos donde todo pasa rápido y queremos las cosas al instante. Nada admite demora. El Jefe le dice a su subalterno: “quiero esto para ayer”, como decir, me lo entregas ahora mismo. No hay excusas.  Todo esto, bien a cuento de que ayer en el informe del Subsecretario de Salud, el Sr. Hugo López-Gatell salió por “peteneras”, como también se suele decir, al contestar a una pregunta que la reportera del periódico La Prensa tuvo bien hacerle. Y no era otra cosa que aclarara las cifras de contagiados y decesos porque algunos gobernadores se quejan que las números que ellos mandan, no se toman en cuenta. Bueno, pues este Señor que se ha convertido en la estrella de esta pandemia porque sale en los medios “a tiempo y a destiempo”, hizo poco alarde de lo que un buen político debe tener: “Templanza y paciencia”. Es cierto que los periodistas siempre quieren sacar la nota y a veces hacen preguntas incómodas que a nadie le gustan. Pero en ello está el arte de saber responder a la pregunta sin decirle lo que debes decir. Si como dicen algunos, él está aspirando a algo más, con ese carácter, líbrenos Dios que llegue a tener más poder.

TE PUEDE INTERESAR: En Nezahualcóyotl  sacerdotes víctimas del COVID-19

Las cifras no cuadran

Cada día son más las voces que claman y reclaman a la autoridad competente sobre los números de contagios y decesos por causa de la pandemia. Lo decíamos más arriba. Ayer el Dr. José Narro y el Dr. Julio Frenk, ambos secretarios de salud en administraciones anteriores, cuestionan los datos que el Dr. Hugo López-Gatell informa día con día a la opinión pública. Estas voces citadas, no son las únicas. Otros personajes conocidos como José Ángel Córdova Villalobos y Salomón Chertorivski, también difieren de lo que día a día el Sr. López-Gatell nos viene informando. Cada vez les podemos creer menos, porque la confusión ha llegado a tal nivel que ya nadie sabe “quién es quién” no en los precios, sino en las informaciones que nos llegan de todas partes. Es una pena que sucedan cosas como estas porque a este ritmo, día a día, más se va a perder la confianza en las autoridades que nos debería defender de las crisis que van y vienen. Hoy ya no se pueden ocultar las cosas como antes. Las redes sociales se han encargado de ventilar más temprano que tarde lo que acontece a nuestro alrededor. Si los que gobiernan piensan que pueden ocultar noticias de interés nacional, están muy equivocados.

Se acerca el día de las madres

Si hay una fiesta de “guardar” que no se calendariza en este día tan señalado y significativo,  es el “Día de la Madre”. Claro que hay otra fecha no calendarizada que es la fiesta de la Virgen de Guadalupe. No son festivos, pero todos celebramos estos días como si lo fueran. “Como México -reza el dicho-, no hay dos. Es cierto. Estamos seguros que si el Día de la Madre y la fiesta de Guadalupe se hicieran días festivos oficiales, pronto vendrían abajo en detrimento de lo que se celebra esos dos días. Pero, hablando de la cercanía de la festividad de las mamás, este año todo cambió y los planes se vinieron a bajo por una pandemia que nadie esperaba que nos pudiera llegar de la manera que lo hizo. Sin embargo, estamos seguros que la mayoría de los mexicanos, si no todos, harán algún festejo para celebrar a la mujer que nos trajo al mundo y que está siempre cerca de sus hijos, aunque no le correspondan, como suele suceder con bastante frecuencia. Ya se ha mencionado que en algunos Estados desde hoy, se cierran las pastelerías y también los panteones para que la gente no se aglomere en esos lugares cuando estamos en el pico de la pandemia. Esto, según nos dicen las autoridades. Las medidas tomadas son un poco exageradas y no creemos que en los panteones y menos en las pastelerías se aglomere la gente. Si es por exagerar, nadie lo sabe hacer mejor que los políticos, unas veces para llamar la atención y otras para dar la nota, que es lo mismo. No se vale. Hay que ser congruentes y lo que se necesita, no es cerrar, sino hacer pruebas a la gente que puede contagiar.

TE PUEDE INTERESAR: Regresan los servicios religiosos con presencia de fieles

Las extorsiones no se “quedan en casa”

Estos días donde las noticias corren como si fueran pólvora en un campo seco. Nos referimos a las extorsiones. Se dan a todos los niveles. Lo típico es hablar de secuestro de un familiar y pedir dinero para poder soltarlo o pedir datos a nombre de un banco para aclarar algún asunto. Ni qué decir de los robos a casa habitación. Esto sí es una pandemia real. Pues bien, ahora este tipo de extorsiones se está dando en las Iglesias, al menos de la Ciudad de México. Nos imaginamos que también en otros lugares de la República sucede otro tanto. La típica llamada al “curita” diciendo que la sobrina o sobrino ha tenido un accidente, ha sido secuestrado, o qué sabe qué historia inventan, algo que saben hacer muy bien estos pillos. Entre el nerviosismo y la angustia, fácilmente ante una voz  entrecortada y lloroso en el otro lado de la línea, cualquiera puede pensar que ese familiar tuyo está en peligro. Y claro, caes como en resbaladiza.

Necesitamos tener serenidad y prudencia ante llamadas como esas que se mencionan. No apanicarse es la mejor medida y hacer una llamada a quien nos puede ayudar antes de dar pasos en falso que luego nos pesa. Seamos sensatos y también un poco desconfiados de lo que nos puedan decir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here