La mañana del lunes 15 de julio se celebró en el Altar de la Cátedra de la Basílica Vaticana la misa de exequias del cardenal Paolo Sardi, fallecido el pasado 13 de julio a los 84 años de edad.

TE PUEDE INTERESAR: Vaticano deja sin inmunidad diplomática a Luigi Ventura, nuncio en Francia

Los funerales estuvieron presididos por el secretario de Estado emérito, el cardenal Tarcisio Bertone.

En la homilía, el prelado destacó la colaboración de Sardi en la elaboración de textos y discursos de San Juan Pablo II y Benedicto XVI, así como su último encargo como patrono de la Orden de Malta en 2009.

“La muerte tan repentina del cardenal Paolo Sardi nos afecta íntima y profundamente y se convierte en motivo de meditación y examen de conciencia sobre el sentido de la vida, la grandeza y la fragilidad de nuestra vida: la grandeza de la vocación de ministerio, del sacramento de la caridad de Cristo Pastor; fragilidad porque cuelga de un hilo de tiempo y un fragmento de materia que es nuestro maravilloso cuerpo”, expresó Bertone.

Aseguró que “la muerte nos ofrece la oportunidad de conmemorar la vida” y afirmó que la muerte de un obispo “nos coloca ante todo frente el misterio de la muerte que no mira a la cara a nadie, sea cual sea la edad de la vida y sea cual sea el cargo que ocupemos o la tarea que desempeñamos”.

Recordó que monseñor Paolo Sardi, maestro de teología moral, contribuyó “a la formulación y difusión de la enseñanza moral del Papa San Juan Pablo II”.

Entre los documentos de ese Pontificado sobresale la encíclica Veritatis esplendor, que el cardenal Paolo “ilustró y explicó en sus numerosas comunicaciones a los fieles, demostrando que los términos “verdad”, “libertad”, “conciencia” y “ley” se entienden completamente sólo dentro del horizonte cristiano apropiado, es decir, cuando la verdad se convierte en Rostro en Cristo, la libertad es concebida como un don de Dios, la conciencia se convierte en la del Hijo ante el Padre y la ley es considerada expresión del nuevo mandamiento del amor”.

¿Quién fue Paolo Sardi?

Nació en la ciudad italiana de Ricaldone, región de Piamonte, el 1 de septiembre de 1934.
A partir de octubre de 1954 se formó en la facultad de teología de la Pontificia Universidad Gregoriana, donde obtuvo la licenciatura en teología en junio de 1958.

Realizó estudios de derecho en Milán y enseñó teología en Turín hasta 1976. En ese año fue requerido para ofrecer sus servicios en la Secretaría de Estado. Allí desempeñó su labor en la primera sección (Asuntos Generales).

En 1990 fue responsable de la sección y en 1992 fue vice asesor. En su encargo coordinó la oficina que colaboraba con el Papa en la redacción de textos y discursos.

Además, celebraba periódicamente por las mañanas la Santa Misa en la Basílica de San Pedro, en el altar donde está enterrado el papa Juan XXIII.

El 10 de diciembre de 1996, fue nombrado arzobispo titular de Sutri, y Nuncio Apostólico con funciones especiales.

El 6 de enero de 1997 recibió la ordenación episcopal en manos de San Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro.

Años después, el 23 de octubre de 2004 fue nombrado vicecamarlengo de la Santa Iglesia Romana, hasta el 22 de enero de 2011. En este cargo, colaboró con el entonces cardenal camarlengo Eduardo Martínez Somalo en las obligaciones relacionadas con el cónclave de abril de 2005, en el que fue elegido Benedicto XVI.

Casi cinco años después, el Papa Benedicto XVI lo ordenó cardenal en el Consistorio del 20 de noviembre de 2010 de la Diaconía de Santa María Auxiliadora en la Vía Tuscolana.

En junio de 2009 se convirtió en propatrono de la Soberana Orden Militar de Malta (patrono desde el 30 de noviembre de 2010), cargo que desempeñó hasta noviembre de 2014.

Participó en el cónclave de marzo de 2013, que eligió al Papa Francisco.

Su muerte se produjo el 13 de julio después de una breve enfermedad, en el hospital Gemelli de Roma. Tenía 84 años.

Al conocer la noticia de su fallecimiento, el Papa Francisco envió condolencias a través de un telegrama al señor Pietro Angelo Sardi y a los miembros de la familia.

El Sumo Pontífice también presidió el rito fúnebre de la Última Commendatio y de la Valedictio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here