Estatuillas de
Estatuillas de "La madre tierra" robadas en el vaticano

Justo en la semana final del Sínodo sobre la Amazonia —que se celebra en el Vaticano y que culminará este sábado 26 de octubre con un documento final que deberá ser aprobado por los 185 padres sinodales presentes— unas estatuillas de la Pacha Mama (Madre Tierra) que representan a mujeres embarazadas, traídas por indígenas para la ocasión, fueron robadas de la Iglesia donde se encontraban y tiradas al río Tevere.

TE PUEDE INTERESAR: El Papa Francisco alerta sobre los nuevos colonialismos en el Sínodo Amazónico

Dos hombres no identificados sustrajeron al menos cinco estatuillas de madera de la polémica imagen femenina desnuda, instaladas en la Iglesia Santa María en Traspontina, a pocas cuadras del Vaticano.

El acto por el que fueron denunciadas ambas personas, y que puede verse en un video subido a youtube por un sitio ultraconservador estadunidense, provocó gran revuelo.

“Ha sido un robo y se comenta por sí solo”, reprochó el prefecto del Dicasterio para las Comunicaciones del Vaticano, Paolo Ruffini, al comentar el hecho de lo más aplaudido por tradicionalistas, que reflejó claramente la tensión que rodea, al menos a nivel mediático, este sínodo donde una vez más se enfrentan reformistas y conservadores.

Indígenas amazónicas llevaron las estatuillas que representan la Madre Tierra y su fertilidad, que causaron escándalo en sectores de derecha tradicionalistas desde que aparecieron antes del comienzo del sínodo.

Entonces, medios ultraconservadores pusieron el grito en el cielo por la presencia de semejantes fetiches “paganos”.

 

LifeSite lanzó una petición la semana pasada instando al Vaticano a eliminar la estatua y cualquier otro simbolismo supuestamente pagano en el sínodo; la propuesta tiene hasta el momento más de 16 mil firmas.

Los hombres responsables de la acción argumentaron: “Esto se hizo por una sola razón: Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, su Santísima Madre, y todos los que siguen a Cristo, están siendo atacados por miembros de nuestra propia Iglesia. ¡No aceptamos esto! ¡Ya no nos quedamos en silencio! ¡Comenzamos a actuar Ahora!

Lo mismo hicieron en los días siguientes al ver que esas estatuillas, que también participaron de la procesión que abrió el sínodo, luego fueron colocadas en uno de los altares laterales de la Iglesia de Santa María en Traspontina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here