Twitter Presidencia

El primer encuentro de los obispos con el presidente Andrés Manuel López Obrador se realizó este lunes a fin de entablar un diálogo fraterno y propositivo con la voluntad de colaborar en la construcción de una sociedad más justa, solidaria y en paz.

TE PODRÍA INTERESAR: Ante la violencia, el cardenal Aguiar Retes llama a gobernantes a realizar un esfuerzo adicional

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) estuvo representada por su Consejo de Presidencia, integrado por su presidente, Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey; su vicepresidente, Carlos Garfias, arzobispo de Morelia; el secretario general, Alfonso Miranda; el tesorero, Ramón Castro; y Javier Navarro, obispo de Zamora, y José Leopoldo González, obispo de Nogales.

Entre los temas prioritarios que se abordaron se encuentran la emergencia migratoria que se está desbordando, la construcción de paz, los jóvenes y la atención en reclusorios.

En un comunicado, la CEM informó que en el tema migratorio se reiteró al presidente López Obrador que la Iglesia Católica “quiere seguir coadyuvando en la respuesta a esta emergencia por la que atraviesa nuestro país”.

Para ello cuenta con sus 95 diócesis, 10 mil parroquias, más de 130 albergues y con miles de agentes de pastoral en todo el territorio nacional.

Además, explicaron que la Iglesia “realiza una importante misión de ayuda humanitaria y defensa de los derechos humanos, una labor no siempre reconocida. Los obispos expresaron la necesidad de establecer un mayor diálogo y colaboración con las diferentes instancias de gobierno para unir fuerzas, coordinarse y garantizar la seguridad de los migrantes y los agentes de pastoral”.

La criminalización y estigmatización de los migrantes y de los defensores de sus derechos humanos son una preocupación que se le manifestó al Presidente.

Respecto a la reconstrucción del tejido social y el fortalecimiento del estado de derecho, los obispos manifestaron su deseo de contribuir a este gran reto a través del Plan de Construcción de Paz del Episcopado Mexicano, que incluye centros de escucha, centros de defensa de derechos humanos, acompañamiento de víctimas y talleres de educación para la paz, entre otras cosas.

Urge una colaboración fraterna ante el sufrimiento de tantas familias mexicanas por la violencia y la inseguridad, puntualizaron.

También se trataron temas sobre la prevención de adicciones y la promoción de los jóvenes, la pastoral en las cárceles, la ecología y el desarrollo sustentable, la familia y la defensa de la vida, la salud y la pastoral castrense.

La Iglesia Católica, expusieron los obispos al presidente López Obrador, “quiere cumplir su misión sumándose a la búsqueda del bien común en un marco de laicidad positiva, donde el ejercicio pleno de la libertad religiosa fortalece la democracia”.

El comunicado de la CEM, destacó que de parte del primer mandatario se recibió una cordial acogida y una atenta escucha, además de una amplia disposición para mantener un trabajo colaborativo y articulado por el bien de los mexicanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here